Esta noticia puede cambiarlo todo, aunque sorprendentemente Alberto lo tiene claro. No piensa abandonar a Ana.