Miguel Ángel Silvestre vuelve a sorprender quitándose la ropa... y esta vez cubierto de nata. Este es el motivo.