¡Per favore! El acento italiano no le sienta nada mal a Don Alberto y al resto de personajes.