La actriz asturiana ha desbancado a la Reina Letizia siendo la mejor vestida del 2015.