Galerías Velvet

Las “Galerías Velvet” abren con éxito en Vitoria


El miércoles se estrenó, en primicia, el primer capítulo de “Galerías Velvet” en el FesTVal de Vitoria. Paula Echevarría, Miguel Ángel Silvestre, Manuela Velasco, Maxi Iglesias y Aitana Sánchez-Gijón fueron los actores que se acercaron hasta Vitoria para presentarnos el capítulo.

El resto de los espectadores va a tener que esperar hasta el otoño, fecha prevista para el estreno de la serie en Antena 3. El Teatro Principal estaba lleno, no cabía ni un alfiler. Risa, amor e intriga han sido alguno de los ingredientes que hemos podido ver. El capítulo comienza con la celebración de una fiesta para presentar la nueva colección de las Galerías Velvet, que coincide con el regreso de Alberto de Londres.

Una fotografía de Jacobo Martínez que nos dejó con la boca abierta, y no es para menos, ya que parecía que estábamos viendo cine y además en esos decorados a los que no le falta detalle. El personaje de Rita (Cecilia Freire) transmitió muy buen rollo desde el principio y no había escena en la que saliese que el publico vitoriano no soltará una carcajada.

Terminó el capítulo y todo el Teatro Principal se levantó y gritó para felicitar al equipo, algunos antes que otros porque el final del capítulo tiene un giro muy inesperado. Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdes, productores de la serie, atendieron a los compañeros de prensa a la salida de la proyección, y es que todo el mundo quería felicitarles.
Conclusión: nos hemos quedado con más ganas de ver otro capítulo.

Así empieza el primer capítulo…

1958. Como cada año, las Galerías Velvet presentan su colección de temporada y esta vez, Don Rafael Márquez, su dueño, cuenta con un invitado de lujo: su hijo Alberto, recién llegado de Londres tras muchos años de formación alejado del negocio, de la familia… y de un amor inapropiado que se forjó entre las paredes del negocio familiar. Un amor cuya protagonista es Ana Rivera, la sobrina del jefe de dependientes de las Galerías Velvet.

El regreso de Alberto y su reencuentro con Ana harán tambalearse de nuevo las relaciones familiares, las tensiones pasadas y provocarán el regreso de sentimientos que todos creían enterrados. Alberto está dispuesto a luchar por Ana como no luchó en el pasado pero el destino no piensa ponérselo fácil…