Galerías Velvet

Amaia Salamanca: «Bárbara puede dar mucho juego en ‘Velvet'»


Ante la llegada en el próximo capítulo de Amaia Salamanca«Velvet»líder indiscutible de la noche de los lunes, Antena 3 ha hablado con la actriz. Salamanca nos habla de como será su personaje, Bárbara de Senillosa, y como se fraguó su fichaje.

La actriz está viviendo uno de sus mejores momentos tanto en el trabajo como en la vida personal. Regresa a la televisión tras el final de «Gran Hotel» para estar en los últimos capítulos de la primera temporada de «Velvet» y que se reincorporará a mediados de la segunda tras haber dado a luz.

Bárbara es la cuñada de Cristina Otegui (Manuela Velasco). Está felizmente casada con el hermano de ésta, Enrique, del que está esperando un hijo. Sin embargo, la familia no es lo único que une a Bárbara y Cristina. Se conocen desde que eran unas crías y siempre han sido muy buenas amigas. De familia rica y acomodada, Bárbara está acostumbrada al lujo y siempre se ha movido entre la clase alta.

¿Cómo es Bárbara de Senillosa, tu personaje en ‘Velvet’?
Mi personaje es la cuñada de Cristina (Manuela Velasco) y está casada con Enrique Otegui (Diego Martín). Es una mujer muy observadora y le hace ver cosas a su cuñada, la prometida de Alberto, que le pasan a ella desapercibidas. Bárbara está de vuelta de todo, sabe cómo divertirse y jugar. Ella observa todo lo que pasa a su alrededor, y luego juega con ello.

¿Es malvada?
Puede dar esa sensación, pero no es un personaje malo que quiere serlo y eso se ve. Sí es verdad que tiene una forma de decir las cosas que sin querer puede resultar hiriente, pero ella lo único que quiere es abrirle los ojos a Cristina.

¿Te gusta que sea un personaje secundario
Sí que me gusta que sea secundario, sobre todo porque puedo tener vida personal y era difícil con los personajes que he hecho hasta ahora (risas).

¿Cómo fue tu reecuentro con Miguel Ángel Silvestre?
Pues me fui a maquillaje y cuando él llegó a plató le dijeron que fuera allí porque había alguien que conocía (risas). Fue muy bonito porque nos tenemos mucho cariño, pero Miguel Ángel se quedó un poco sorprendido al verme porque nadie sabía que iba a estar en ‘Velvet’, y encima me vio con el look de Bárbara, con peluca morena y el pelo corto…

¿Y cómo te ves con el look de «Velvet»?
¡¡¡Ufff!!! Muy distinta, pero me encanta este cambio con la peluca corta y morena. Para ‘quitarte’ personajes de encima tiene que haber ese cambio de look y esta serie me lo permitía. En «Gran Hotel»  iba muy natural y aquí llevo un maquillaje inspirado en la gran Sofía Loren. Cuando me pongo todo el vestuario de la serie, inmediatamente me siento Bárbara.

¿Cómo es la moda de la época para una embarazada?
En esa época, la barriga lucía mucho, con mucho lazo, colores pastel como rosa o azul y con algún cinturón.

¿Y veremos a Bárbara como mama?
No lo sé porque no sé qué pasará cuando me reincorpore a la serie después del parto. Inicialmente aparezco en el capítulo 12, pero ojalá continúe. Esta mujer puede dar mucho juego.

¿Cómo fue grabar embarazada?
Fue muy distinto a lo que estoy acostumbrada, y tenía la esperanza de no ponerme de parto en plató (risas). Los rodajes son duros,
estés embarazada o no.

¿Cómo surgió tu incorporación a «Velvet»?
Tenía muchas ganas de trabajar y desde que empecé mi embarazo no había hecho nada como actriz. Le dije a Teresa [Fernandez Valdés] y a Ramón [Campos] que tenía muchas ganas de trabajar. Muchas veces en «Gran Hotel» utilizaban a embarazadas y yo dije que lo estaba y podía trabajar perfectamente. Ellos estaban encantados y me dieron la oportunidad de trabajar y de que además el personaje pueda seguir.

Bárbara tiene un punto cómico ¿tenías ganas de hacer algo de comedia en televisión?
Pues sí porque en televisión siempre he hecho dramas, por eso me gusta mucho este personaje, por ese punto cómico que tiene.