Galerías Velvet

Amaia Salamanca: «Bárbara observa todo lo que pasa, y luego lo juega»


El pasado lunes, Amaia Salamanca presentó ante los medios a su personaje en ‘Velvet‘, Bárbara, en el plató de la serie. Será la cuñada de Cristina (Manuela Velasco), y todo apunta a que pondrá en peligro la relación de Alberto y Ana por su forma de ser, ya que todo lo que piensa o siente, lo dice, y es muy observadora. En la siguiente entrevista cuenta los primeros detalles de su personaje, habla sobre la serie, y mucho más.

¿Cómo es el incorporarse a una serie que ya tiene un pequeño recorrido y tanto éxito de audiencias?
Entrar a una serie que ya está empezada siempre te da como un poco de miedo, porque no conoces al equipo ni a nadie, pero en este caso sí que conocía a parte del equipo porque ya había trabajado con ellos en ‘Gran Hotel’. Y por otro lado del elenco de actores conocía a algunos, no a todos, y a los que no conocía han sido encantadores y he sentido mucho apoyo por su parte.

Pero bueno, tambien es verdad que entrando en una serie que sabes tiene cuatro millones y medio de espectadores, dices «qué suerte», porque ya tengo eso ganado de alguna forma.

¿Qué va a aportar tu personaje a la serie?
Mi personaje va a aportar… el abrirle los ojos a Cristina, ya que Bárbara es muy observadora, está todo el rato mirando lo que pasa a su alrededor, se queda con todo, y luego simplemente suelta todo lo que piensa, no de manera mala, sino que todo lo que piensa o lo que siente lo dice. Entonces, al decirle todo lo que ha ido observando a Cristina, se le van a ir abriendo un poco los ojos y va viendo que a lo mejor su historia con Alberto no es tan idílica.

¿Fue tuya la iniciativa de entrar en ‘Velvet’?
Pues sí, yo tenía ganas de trabajar y con la coña de que en ‘Gran Hotel’ hubo varios embarazos pero ficticios, con tripa de mentira, les dije: «Oye, el mío es de verdad, y yo encantada de poder trabajar, y si me dais la oportunidad…». Y realmente adaptaron el personaje de Bárbara para que yo lo pudiera interpretar, así que yo muy agradecida.

¿Cuándo te veremos en la serie, en qué capítulo?
En los capítulos 12 y 13, se verán en mayo.

¿Tantas ganas tenías de volver que no podías esperar?
Efectivamente, a mí me encanta mi trabajo y tenía muchísimas ganas de trabajar, y si me daban esa oportunidad de poder incorporarme en este estado… y además super agradecida de poder volver.

Ahora mismo la ficción española está viviendo un momento muy bueno, con series como ‘Velvet’, ‘Con el culo al aire’, ‘El Príncipe’, o ‘B&b’, y también en cines ‘Ocho apellidos vascos’ está rompiendo las taquillas. ¿Crees que ahora se está viendo un rayo de luz?
Sí, desde luego. Ahora en televisión, que es donde estoy más familiarizada porque es donde más he trabajado, estamos haciendo proyectos muy distintos a los que estábamos acostumbrados, acompañados de históricos o de época, en el caso de ‘Gran Hotel’ 1900, en este casi 1950. Muy distinto a lo que el público estaba acostumbrado y yo creo que eso gusta: ver épocas nuevas.

Y respecto al cine, pues genial que una película española haya hecho tanta taquilla, es estupendo. A ver si poco a poco, a pesar de las trabas que nos van poniendo, vamos saliendo de alguna manera a flote.

Asististe a un festival en Miami sobre cine español, ¿cómo fue la acogida de las películas?
Sí es cierto, en noviembre estuve en un festival en Miami de cine español, donde se visualizaron no sé si 8 películas o así, y con una acogida increíble, todos los días el cine estaba lleno. Yo presentaba allí una película, ‘Atraco’, que era una coproducción con Argentina, donde tuvo un éxito espectacular aunque en España pasó sin pena ni gloria, pero que luego en Miami también gustó muchísimo y estaba todo el mundo encantado, así que la visión que tienen fuera de nuestro cine es muy positiva.

¿Nos podrías hablar de tu personaje en la serie? ¿Cómo es Bárbara?
El personaje de Bárbara es un personaje que está como de vuelta de todo, que ha vivido muchas cosas ya, que sabe cómo sacarle partido a las cosas, como disfrutar, como divertirse, como jugar. Ella observa todo lo que pasa, y todo lo que observa luego lo juega, pero no de manera mala ni arpía, sino simplemente disfrutando.

Y yo creo que ahora está en un punto, que al estar embarazada no puede disfrutar tanto como le gustaría, pero que en un futuro puede dar mucho juego.

¿Llegaste a ver ‘El tiempo entre costuras’?
No, no he tenido la oportunidad de verla.

¿Cómo ha sido el reencuentro con Miguel Ángel Silvestre en la serie?
En la serie ya hemos trabajado juntos, sí que es verdad que en una secuencia, que es la primera secuencia en la que nos vemos, se dedica una frase a que ya nos conocíamos desde antes, como un guiño, y eso me parece muy chulo, que podamos recordarlo de esa manera. Y volver a coincidir con él es genial, porque siempre hemos tenido muy buena relación, veo que sigue igual que siempre, como es él, que no ha cambiado nada, y encantado de trabajar con él de nuevo.

¿Cómo se aplica la moda a una embarazada de los años 50? ¿Galerías Velvet tenía moda para una embarazada? ¿Se lucía la tripa o se ocultaba? ¿Cómo se diferencia de hoy en día?
Se lucía bastante la barriguita y sobre todo mucho lazo, mucho color pastel, rosita, azul, y siempre marcado con un cinturón o así para que se vea la barriga.

Decías que no puedes esperar al «después de». ¿Cómo ha sido rodar «durante»?
Bueno, estoy rodando todavía. Además no quiero que sea noticia que Amaia embarazada está trabajando, sino que yo quiero que sea noticia el personaje de Bárbara en ‘Velvet’, que da mucho juego, esa es la noticia, el que yo esté embarazada es secundario y los productores lo han adaptado para poder incorporarme.

Sí, pero estabas muy bien como para decir voy a estar horas trabajando.
Sí, es lo que decía, que me gusta mucho esta profesión y cuando se te presentan oportunidades tienes que decir que sí, que tal y como están las cosas hay que aprovechar, Bambú siempre se ha portado muy bien contigo, y este es un proyecto de calidad, con cuatro millones y medio de espectadores, si es que… como vas a decir que no a algo así.

En la serie interpretas un papel secundario, a diferencia de otros papeles que has interpretado, y que podría seguir en la siguiente temporada. ¿Podría coger peso y convertirse en un personaje principal?
Pues eso no sabría decírtelo. En un principio es un personaje secundario porque obviamente los más principales son Paula y Miguel Ángel, pero a mí me encanta ser un personaje secundario porque voy a tener tiempo para mi vida personal, y tiempo para afrontar también este reto profesional.

Y además es que no tiene nada que ver con lo que he hecho hasta ahora, porque siempre he tenido el peso amoroso de personaje principal que sufre por amor, y ahora para nada, al revés, es un personaje al que le gusta jugar, que se divierte, no sufre, ya que mis personajes siempre han sido como muy sufridores y ahora tengo que reírme, no tengo que llorar.

¿Cuántos días y cuántas horas grabas a la semana? Para hacernos una idea, ya que al ser secundario se amoldará también a tu situación.
Esto es un poco complicado, porque dependes de localizaciones a las que vas, dependes de los horarios de rodaje, si es horario de noche o de día, si es plató. Las horas de rodaje son las horas de rodaje que hay, luego sí es verdad que si tienes un personaje principal estarás más horas, y si tienes un personaje secundario menos, pero a lo mejor en una localización te toca estar a ti todas las horas.

Sobre tu personaje, dices que es una chica que no lo hace con maldad, y que está atenta y que observa… ¿Pero no puede resultar un poco arpía, como la amiga que va metiendo…? Porque además es amiga desde siempre.
Puede dar esa sensación, pero no es de esos personajes que son malos. No es arpía, aunque sí es verdad que tiene una manera de decir las cosas que sin quererlo puede resultar hiriente.

Respecto al personaje que hacías en ‘Gran Hotel’, este no tiene nada que ver, es un poco más superficial, de vida fácil, y venías de hacer una chica que quería romper también con eso para querer ser ella misma.
Sí, es todo lo contrario porque de hecho en ‘Gran Hotel’ era como que Alicia, a pesar de que hubiera esa diferencia entre los dos mundos, ella era muy amiga de camareros, conocía a todo el mundo, y en este caso Bárbara es al revés: para Bárbara todos los demás son criados. Ella es muy altiva y está acostumbrada a vivir en el lujo, aunque luego ella dice que es muy campechana, pero no lo es, para nada, es una mentira que ella se cree.

Comentasteis que Lourdes (responsable de comunicación de Bambú Producciones) le dijo un día a Miguel Ángel Silvestre cuando llegó a rodar que había alguien que quería verlo, ¿quisiste mantener un poco esa sorpresa y no decírselo antes?
Cuando realmente me dijeron que sí, que iba a trabajar en este proyecto, no podía decir nada a nadie. Yo me callé y me prohibieron decir absolutamente nada, entonces yo no hablé con nadie y el día que vine fue Lourdes la que le dijo a Miguel Ángel que pasara a maquillaje a verme, pero yo no había dicho nada a nadie, quiero decir, ni a amigo íntimos.

¿Y cómo fue ese momento?
Fue genial, muy bonito, porque como nos tenemos mucho cariño. Miguel Ángel se quedó sorprendido, bueno, primero se quedó mirándome porque llevaba yo una peluca corta, morena, que no entendía nada, una barriga que tampoco entendía nada, pero fue muy bonito y muy cariñoso.

¿Cómo te has visto con ese cambio de look? Morenita, con el pelo más corto…
Muy distinta (risas). Muy distinta, pero me encanta. Yo creo que a veces para quitarte personajes de encima tiene que haber ese cambio de look, y en esta serie lo permitía, permitía ponerte una peluca, unos labios rojos… el maquillaje está como muy inspirado en Sophia Loren, y obviamente no tiene nada que ver con ‘Gran Hotel’ que era como nada de maquillaje, otro tipo de pelo… A mí estos cambios de looks me encantan porque hace que sientas que ya eres un personaje nuevo.

¿Cómo es trabajar con José Sacristán, Aitana Sánchez-Gijón, antes con Concha Velasco? Es decir, con actores de los de toda la vida.
Todavía no he tenido la oportunidad de trabajar ni con José ni con Aitana, no he coincidido trabajando con ellos porque hay un elenco tan tan grande en esta serie, y la verdad es que son todos maravillosos, pero hay muchas historias, y es verdad que Bárbara está más relacionada con el mundo de Manuela Velasco, Natalia Millán, Miriam Giovanelli, etc.

¿Cómo va a ser la relación con tu marido, que va a ser Diego Martín? ¿Será un matrimonio de conveniencia, o se van a querer realmente?
Ella está felizmente casada y yo creo que están los dos enamorados. Cuando están juntos son felices y amorosos entre los dos, cariñosos, pero obviamente ella sabe que su marido hace cosas que bueno… ella hace la vista gorda pero con una sonrisa.

¿Vas a ejercer de mamá en la serie? Es decir, ¿veremos un niño en la serie del que tendrás que cuidar?
Pues no lo sé, porque yo en un principio he venido para estos dos últimos capítulos, que ya no son últimos porque se han añadido tres más, y luego cuando me reincorpore no sé cómo va a seguir el personaje.

Algo que tienen las series de época es que el vestuario no es tan «sexy» como el de otras series actuales o de las que hiciste, como ‘Sin tetas no hay paraíso’. ¿Cómo te ves con el vestuario de ‘Velvet’? ¿Te ves sexy?
Hombre, sexy no (risas). Las cosas son así, sexy no porque además el vestuario para una embarazada es, como comentaba antes, muy pastel, con lacitos y todo eso, es muy contrario a lo que soy yo, pero es muy el personaje, así que cuando entras en proceso, entras como Amaia pero cuando sales del proceso eres otra persona, no puedes estar pensando «quiero estar más sexy» o quiero otra cosa, tienes que estar como está el personaje.

Y cuando te miras al espejo con esa peluca y ese vestuario, ¿qué se te viene a la cabeza?
Pues… Bárbara (risas). Es que es Bárbara, porque realmente no es algo que a mí me apasione ni me vea bellísima ni nada, pero es que te tienes que ver como es el personaje.

Según has comentado ahora el proyecto que tienes es este, al ser secundario y permitirte tener más tiempo, ¿pero lo alargarás más tiempo como harían otras personas o tienes en mente reincorporarte a las 16 semanas de nuevo al trabajo si la serie va bien y siguen rodando?
Pues es algo que todavía no está hablado, ni estipulado. Yo siempre he dicho que soy muy del momento y de afrontar las cosas según vayan viniendo, según como vaya viniendo todo, paso a paso, veremos qué pasa.

La serie, aunque ahora sea un drama, va a variar un poco hacia la comedia, ¿cómo te encontrarías tú en un género comedia? Es algo que no has hecho en televisión.
Mi personaje tiene un poco también ese punto cómico, y efectivamente como yo no he hecho nada de comedia y siempre ha sido todo tan dramático, por eso me gusta tanto este personaje de Bárbara. No significa que toda la serie vaya a ser comedia ahora de repente, no, seguirá con sus pequeñas tramas que serán dramáticas pero yo creo que avanza un poco más hacia la comedia, y yo creo que eso lo hace también más ligero.

Además, Amaia Salamanca quiso enviar un saludo a todos los seguidores de Mi Zona TV en vídeo, podréis verlo muy muy pronto en la web.

Fotos: © 2014 Isa Saiz https://www.facebook.com/IsaizFotografia